DOCTORA SHIITAKE

Actualizado: 27 de dic de 2020


El shiitake, o " Seta que crece en la corteza del roble” se considera como un elixir de vida, ya que desde hace más de 2000 años se incluyò en la dieta de los emperadores de la dinastía Ming.

Es uno de los alimentos más y mejor estudiados, aportando al organismo múltiples propiedades sanadoras, la más interesante es su efecto fortalecedor del sistema inmunológico. Sus aplicaciones pueden ser muchas y muy diversas. Es de gran ayuda en problemas víricos y bacterianos ya que estimula nuestra producción de interferones, linfocitos T y macrófagos. Puede ayudarnos en casos de herpes, gripes o resfriados.

Aliada en casos de cáncer y tumores ya que por un lado tiene un efecto antioxidante (contiene Lentinano, Betaglucano, el enzima Superóxido Dismutasa, vitaminas A, B, C, D2, E, y minerales como el Selenio, Hierro, Zinc y Magnesio y por otro, como hemos dicho, fortalece el sistema inmunológico. Estudios recientes, como el publicado en la prestigiosa revista Nature, realizado por Chihara y colaboradores, han demostrado las propiedades antitumorales mediante ensayos realizados con inyecciones intraperitoneales de extractos de shiitake conteniendo en ratones, reduciendo el crecimiento de tumores “in vivo” en un alto porcentaje, cercano al 100%.

Es recomendable en enfermedades cardiovasculares porque favorece el control de la hipertensión, reduce el colesterol y disminuye la viscosidad de la sangre. Esto es posible gracias a que contiene la eritadenina y a un tipo de fibra: el chitin.

Favorece la digestión por poseer componentes encimáticos, especialmente la pepsina y tripsina.

El Shiitake es un alimento anti-envejecimiento, por un lado contiene antioxidantes y por otro favorece los niveles adecuados de la hormona del crecimiento.

El Shiitake contiene Ergosterol, un nutriente que se convierte en vitamina D cuando nos da el sol; imprescindible para asimilar el calcio y fósforo adecuadamente.

Su aporte de ácido Linoleico ayuda a fabricar diferentes tipos de prostaglandinas.

Nutricionalmente, posee un alto contenido en fibra (chitin), el doble que los champiñones, que permite reducir el colesterol.

Es un alimento bajo en calorías: 35/40 calorías por 100 gramos en fresco.

Tiene un alto nivel de proteínas: 15 – 30 %, además de poseer nueve aminoácidos esenciales (especialmente Metionina y Arginina).

Su sabor ahumado intenso puede degustarse en cualquiera de nuestras recetas tradicionales de setas: sopas, guisos, rehogados de verduras o tortillas. Como cualquier otra seta, está riquísima a la plancha, aderezada con los aromatizantes preferidos: orégano, tomillo, perejil o ajo que añadirá propiedades bactericidas.

Shiitake, una auténtica joya para nuestra salud, pero también para el paladar.