OBJETIVO 2: HAMBRE CERO

El sector alimentario y el sector agrícola ofrecen soluciones claves para el desarrollo y son vitales para la eliminación del hambre y la pobreza. El sector de la agricultura es el mayor empleador del mundo y proporciona medios de vida al 40% de la población mundial actual.


MICOLOGIC CONTRIBUYE:
En su misión de lograr sostenibilidad en los sistemas de producción de alimentos y aplicando prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, Micologic contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, y fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático.
Promovemos un mejor uso de la biodiversidad agrícola para contribuir a dietas más nutritivas, mejorar las formas de vida en las comunidades.

 
OBJETIVO 8: TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

Un crecimiento económico inclusivo y sostenido puede impulsar el progreso, crear empleos decentes para todos y mejorar los estándares de vida. Más de la mitad de los trabajadores de todo el mundo tiene un empleo no regulado, a excepción del sector agrícola, categoría de empleo razonablemente estable que abarca a alrededor del 51% de la población laboral. Actualmente los hombres ganan un 12,5% más que las mujeres en los países de los que se tienen datos.
 

MICOLOGIC CONTRIBUYE:
El factor humano es nuestro mejor activo, imprescindible para desarrollar nuestro proyecto, y es el que contribuirá a futuros beneficios para la comunidad creando cohesión social, mediante una política colaborativa de sinergias con otras empresas.


Reduciendo la brecha de género, poniendo en práctica la paridad salarial, feminizando el sector agrícola, primando la contratación de personas en riesgo de exclusión, proporcionando formación de cara a incorporar al mercado laboral personas con empleo estable de calidad.

 
OBJETIVO 12: PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLES

El modelo clásico de consumo y producción como fuerzas impulsoras de la economía mundial, depende del abuso del medio ambiente y de los recursos naturales de una forma irracional que continúa teniendo efectos destructivos sobre el planeta. La mala gestión de la industria agroalimentaria mundial provoca que un tercio de toda la comida producida cada año termine en la basura. La producción de alimentos representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo y un 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero. El objetivo del consumo y la producción sostenibles es hacer más y mejores cosas con menos recursos.


MICOLOGIC CONTRIBUYE:
Mediante la Economía Circular desvinculamos el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentando la eficiencia de recursos y promoviendo estilos de vida sostenibles.
El consumo y la producción sostenibles contribuyen de manera sustancial a la mitigación de la pobreza y a la transición hacia economías verdes, con bajas emisiones de carbono que alarguen el ciclo de vida de los productos. Presentamos un modelo y filosofía de negocio replicables en otras zonas a partir de residuos lignocelulósicos.

 
OBJETIVO 13: ACCIÓN POR EL CLIMA

El cambio climático es un reto global que no respeta las fronteras nacionales. Estamos concluyendo la década más calurosa registrada jamás, ya que un año tras otro se aumentaron los niveles de GEI en la atmósfera hasta niveles récord. Como muestra, desde 1990 las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) han aumentado casi un 50% y entre 2000 y 2010 se produjo un incremento de las emisiones mayor que en las tres décadas anteriores. Es necesario tomar medidas urgentes para abordar la emergencia climática con el fin de salvar vidas y medios de subsistencia.

 

MICOLOGIC COLABORA:

Los humedales son áreas de gran valor ecológico por su papel como sumideros de carbono y reductores de las cantidades de gases efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, actuando como aliados en la lucha contra el cambio climático. Su protección es de vital importancia.


Micologic aplica cambios en el modelo productivo agrícola, reduciendo la huella de carbono de nuestros cultivos desde su origen, evitando la emisión de GEI, al utilizar subproductos agrícolas (paja de arroz) que, de otra forma, debido a su actual gestión, son un gran fuente de emisión de contaminantes y degradación del medio ambiente dentro del Parque Natural de la Albufera.


Por otro lado, introducimos un nuevo cultivo adaptado al cambio climático por su baja demanda hídrica, dentro esta área protegida, aportándole sostenibilidad.

Mediante nuestra política de transformación de los residuos que generamos en recursos perseguimos el residuo 0.