MELENA DE LEÓN, LA SETA IMPRESCINDIBLE

Actualizado: 27 de dic de 2020

El delicioso sabor de la Melena de león (Hericium erinaceus) para muchos recuerda al de la langosta. Presente aunque escasa en los bosques húmedos del norte de España, no está permitida su recolección dentro de su medio natural. Destaca por su alto contenido en fibra, por lo que es considerado un prebiótico natural que ayuda a recuperar la microbiota del epitelio intestinal. Existen estudios científicos sobre su acción beneficiosa ante problemas digestivos , alergias, intolerancias alimentarias o cáncer de colon. Se avala también su consumo en pacientes con enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Esclerosis múltiple, distrofias, pérdida de memoria o demencia, ya que actúa como precursor de la mielina, sustancia regeneradora de mucosas y tejido conectivo que permite que la corriente eléctrica que atraviesa las neuronas y células nerviosas se propague con gran rapidez. La medicina tradicional china utiliza la melena de león para fortalecer los cinco órganos: riñón, hígado, bazo, corazón y estómago.